EN ES

Volver a Noticias

La importancia del liderazgo en la vocación policial

A pesar de que es constante la capacitación en la Policía Nacional, pocas veces tenemos la oportunidad de contar con una formación como esta. El pasado mes de febrero, la Seccional de Tránsito de la Policía Metropolitana de Bogotá, envió personal para realizar una capacitación en Liderazgo y Coaching a cargo de la Unidad de Investigación Criminal De La Defensa, una capacitación que me sirvió para reflexionar sobre las cosas que estaban pasando en mi vida, no sólo a nivel institucional, sino también personal y es que es difícil cuando te empezamos a cuestionarnos acerca de ¿Dónde estamos?, ¿Qué estamos haciendo?, ¿Ha sido productiva nuestra vida?, ¿Hemos logrado todo lo que nos hemos propuesto? Y lo más importante ¿somos felices? ¿somos felices haciendo nuestro trabajo?  … Si nos ponemos a pensar, vamos postergando nuestros proyectos, nuestros sueños y cuando menos pensamos, se nos pasó la vida en un momento y no logramos cumplirlos.  Pero ¿Qué es lo que pasa?, realmente, ¿Qué es lo que nos impide lograr todos esos objetivos?, si nos ponemos a meditar, tal vez la falta de planeación y el día a día nos está haciendo vivir apresuradamente sin detenernos a retroalimentar sobre nuestra propia vida y la estamos dejando ir.  Es en el ya, es en el ahora, en cada paso que damos, lo que permitirá construir ese sueño.

Mi sueño siempre fue ser policía, mi vocación siempre ha sido la de servirle a la comunidad, soy hija de Agente de la Policía, desde pequeña admiraba el servicio que mi padre le prestaba a su Nación, claro está que eran épocas distintas, pero se conserva la misión. Así mismo, trato de seguir su ejemplo y realizar mi labor lo mejor que puedo y aunque es casi imposible solucionar todas las cosas, siempre en cada persona trato de dejar la mejor imagen, lo mejor de mi como policía. A pesar de los problemas que tenemos, nunca está de más una cara amable y luchadora para tratar de solucionar los problemas de alguien más.

Como jefe y líder de mi grupo, incentivo a los demás a mejorar el trato hacia el ciudadano, para  así mismo, generar confianza  en el usuario, que sienta la necesidad de reflexionar en su comportamiento, que cambie aquellas conductas sin que el policía  tenga que estar presente para el cumplimiento de determinadas normas, como lo es respetar una señal de tránsito, no pasarse el semáforo en rojo, conductas que pueden estar salvando muchísimas vidas, para que juntos logremos construir y dejar una sociedad mejor que la que encontramos.  Esto se logra juntos sin individualismos, trabajando por una misma causa todas las instituciones.

Para finalizar, la sana crítica, la experiencia y la razón me han enseñado que, para generar cambios, primero los debo generar en mí y para ello debo predicar con el ejemplo, antes que con una orden.

Escrito por:

Karina Londoño.

Seccional de Tránsito y Transporte de Bogotá

 

 

 

 

 

Compartir

Siganos en

Algunos Medios